¿eres Un Líder Tóxico?

Es común que en la actualidad las empresas estén bajo la dirección de un liderazgo poco ético o como se denomina comúnmente un Líder Tóxico, con esto nos referimos a aquella persona que tiene alguna o más de las siguientes características:

  • Busca culpables y no soluciones

  • Exhibe a los que cometen errores

  • Es violento en su forma de comunicación

  • No pone límites, porque para él es importante que no lo odien

  • Protege a toda costa su imagen perfecta

  • No alienta el desarrollo de su equipo por miedo a perder su puesto

  • Tiene una obsesión por controlar todo, derivada de una falta de confianza en él y en su equipo

  • Ningún desempeño es suficiente

  • No sabe reconocer los logros

  • No dialoga cuando surgen conflictos, prefiere enojarse y castigar

  • Crítica y enjuicia

  • Siempre tiene la razón, no sabe escuchar

  • Piensa que con sacrificio, esfuerzo y dolor se logran los resultados

Los efectos de estas conductas son devastadoras para el alma de un equipo. Tienen la capacidad de matar la pasión por lo que se hace y que se viva sin una cooperación real en las tareas diarias, vuelven los trabajos fuentes de frustración y de dolor en lugar de fuentes de inspiración, crecimiento y creatividad.

Esto se deriva principalmente de que la formación de un líder está orientada a un SABER HACER, hacia el exterior, pero no en un SABER SER hacia el interior. Un líder que piensa en su formación decidirá tomar diplomados y cursos enfocados a desarrollar las habilidades gerenciales, pero no piensa en su formación interior, porque no alcanza a ver que su baja autoestima, falta de confianza, enfoque de carencia, codependencia, autoexigencia y vergüenza impactan en sus decisiones, relaciones laborales y logros. Por lo tanto el nuevo líder ético debe voltear a ver su interior y hacer un trabajo serio sobre su autoestima, autoconfianza, autoconciencia, enfoque de abundancia, autoaceptación y vergüenza.

La vida interior de las personas, al no ser tangible está muy olvidada y se piensa que no impacta en el resultado, no obstante es ahí donde se crean las realidades, es decir, el líder actual debe estar enfocado en la construcción de su empoderamiento trascendente que no se basa en adquirir poder sobre los otros, sino sobre sí mismo.


Si deseas más información acerca de cómo desarrollar un liderazgo constructivo y positivo para tu equipo, comienza conociendo mejor tus habilidades, contesta nuestro test y descubre de todo lo que puedes ser capaz

Otras cosas que podrían interesarte: